ECONOMIA MUNDIAL DEL SECTOR PESQUERO - OCTUBRE 2017

Fecha: 

Domingo, Octubre 1, 2017

ECONOMIA MUNDIAL DEL SECTOR PESQUERO

 

Según los últimos pronósticos, se espera que la producción mundial de pescado y productos pesqueros aumente un 2,3 por ciento al cierre de 2017, lo que significa una tasa de crecimiento levemente más rápida que el año anterior. Esta aceleración se explica principalmente por una recuperación en las capturas de anchoveta en América del Sur tras el fin de El Niño, mientras que la producción acuícola mundial continúa creciendo a un ritmo de 4-5 por ciento anual. Sin embargo, a pesar de la mayor producción, el estímulo de la demanda resultante de la mejora de las condiciones económicas a nivel mundial ha elevado los precios de muchos productos pesqueros importantes. En particular, el crecimiento de los ingresos en los mercados de los países en desarrollo de América Latina y Asia continúa fortaleciendo el apetito de los consumidores por productos pesqueros, lo que se traduce en un incremento de los volúmenes de importación además de la absorción de una mayor proporción de la producción nacional.

Con el aumento de la oferta y los precios altos en todo el mundo, se espera que el valor total de las exportaciones pesqueras mundiales crezca alrededor de un 8 por ciento este año en términos de dólares estadounidenses, lo que significa un incremento similar al de 2016. En general, el Índice de Precios de Productos Pesqueros de la FAO fue 10 puntos más alto en agosto de 2017, el mes más reciente disponible, con todos los grupos de productos más altos que en el mismo mes de 2016. Los precios más altos para el salmón, el camarón, el atún, el bacalao, los cefalópodos y algunas especies de pequeños pelágicos impulsaron los ingresos por concepto de exportación de muchos productores importantes. En particular, India registró un aumento sustancial del valor de sus exportaciones de productos pesqueros debido a su posición como un productor de camarón cada vez más importante, mientras que los mejores precios de camarón y atún también beneficiaron a varios países de América Central y del Sur. Mientras tanto, Noruega, Chile y el Reino Unido continúan beneficiándose de la ajustada oferta mundial de salmón. Del lado del mercado, los contribuyentes individuales más importantes para el crecimiento del valor comercial son China, EEUU, la UE28 y Japón. Si la reactivación económica de Brasil y la Federación Rusa, dos grandes mercados emergentes, continúa en 2018, representará un impulso adicional a la demanda total de productos pesqueros. Ambos países, así como la economía un poco más pequeña de Argentina, han registrado una depresión en la demanda de productos pesqueros por la recesión de los últimos años, y el retorno a una trayectoria de crecimiento positivo es un factor importante detrás del incremento del valor comercial en 2017.

Las proyecciones publicadas en el informe de OCDE-FAO Perspectivas Agrícolas 2017-2026 apuntan al aceleramiento del crecimiento de la producción interna bruta (PIB) mundial en 2017 y 2018 después de años de bajo rendimiento económico en múltiples regiones del mundo, lo que es un avance positivo para el sector de los productos pesqueros. Sin embargo, este crecimiento no está distribuido geográficamente, ya que hay una expansión económica constante pero lenta en la UE28 y Japón, en contraste con un desempeño económico más sólido en EEUU y un rápido crecimiento en las regiones en desarrollo, particularmente en Asia. La demanda de productos pesqueros es muy sensible a los aumentos en los ingresos y, por lo tanto, estas tendencias económicas, combinadas con las tasas de crecimiento de la población, serán los principales factores determinantes de los flujos comerciales y patrones de consumo futuros. Si bien América Latina y África están aumentando su participación en el mercado mundial en relación a EEUU, la UE28 y Japón, la rápida transformación de los grandes sectores de la población asiática en consumidores urbanizados de clase media será el factor más importante en la configuración del mercado mundial de productos pesqueros durante algún tiempo. Aunque se espera una mayor oferta de materia prima para 2018 proveniente de algunas especies como los pequeños pelágicos y salmón, el crecimiento relativamente más rápido de la demanda mundial y el ajuste de la oferta para otras categorías de especies como los demersales deberían evitar un descenso importante de los precios totales de los productos pesqueros.

La cooperación internacional para proteger nuestros entornos marinos sigue siendo una prioridad. En la XI Conferencia Ministerial de la Organización Mundial del Comercio (OMC) que tendrá lugar en Buenos Aires el 17 de diciembre de este año, se continuará el debate entre los participantes sobre la necesidad de limitar los subsidios a la pesca. Un componente esencial del Objetivo 14 de Desarrollo Sostenible (ODS), referido al bienestar de los océanos del mundo, es el acuerdo entre los miembros donde se aborde la cuestión del exceso de capacidad y la sobrepesca resultante de tales subsidios. Otro aspecto crucialmente importante del ODS 14 es el cambio climático y cómo mitigar sus efectos negativos en la pesca y otros recursos marinos. Esto fue el tema central en la VI edición del Congreso Mundial de la FAO - CONXEMAR que se celebró en Vigo, España, el 2 de octubre.