ECONOMÍA MUNDIAL DEL SECTOR PESQUERO - OCTUBRE 2019

Fecha: 

Jueves, Octubre 3, 2019

ECONOMÍA MUNDIAL DEL SECTOR PESQUERO

Se espera una reducción de los ingresos totales por exportación para 2019 debido a las fuertes tensiones comerciales

Se prevé que la producción mundial de pescado sea estable en términos interanuales para 2019, con una disminución del 3,4 por ciento en la producción de captura, compensada por un aumento del 3,9 por ciento en las cosechas de acuicultura. Los cefalópodos y el bacalao se encuentran entre las poblaciones silvestres que escasean, mientras que la producción de anchoveta también fue menor en la primera temporada de pesca del norte en Perú de abril a julio. Mientras tanto, la trayectoria de crecimiento del sector acuícola se mantiene estable, impulsada en 2019 por un aumento previsto en la oferta de las principales especies de peces: salmón, tilapia, pangasius, lubina y dorada.

Sin embargo, se espera que la producción de camarón en Asia disminuya drásticamente, particularmente en India. Tanto la producción de acuicultura como las capturas se han visto afectadas por las elevadas temperaturas del agua, con una mortalidad alta del salmón del Atlántico cultivado en el noreste de Canadá y una disminución de la productividad en las poblaciones de bacalao del Pacífico.

Si bien el consumo mundial de pescado per cápita continúa creciendo alrededor de medio por ciento anual, se prevé que el comercio mundial de pescado y productos pesqueros se contraiga este año en términos de volumen y de dólares estadounidenses.

Esta pérdida de impulso está en línea con las previsiones emitidas por la Organización Mundial del Comercio (OMC) sobre el menor crecimiento en el comercio total de mercancías en una década debido a varias dificultades económicas. Muchas grandes economías ahora están al borde de la recesión como consecuencia de las persistentes tensiones comerciales y las demoras por el Brexit, lo que lleva a un debilitamiento general de la demanda. Cabe señalar que en 2019 el dólar estadounidense en general ha sido más fuerte y esto inevitablemente acentúa las disminuciones en el valor comercial expresado en otras monedas.

Los aranceles introducidos tanto por China como por los Estados Unidos de América impactaron negativamente en los ingresos netos a lo largo de la cadena de suministro de varias especies muy comercializadas, incluidas la langosta y la tilapia. Para otros productos, como los bivalvos y los pequeños pelágicos, el impacto de las tensiones comerciales fue menor y las perspectivas de la demanda son más positivas. Además del impacto directo de los aranceles en los flujos comerciales entre EEUU y China, la incertidumbre geopolítica también se está traduciendo en un entorno cada vez más cauteloso para la toma de decisiones de inversores, empresas y consumidores de productos pesqueros.

Desde una perspectiva algo más positiva, las transformaciones potencialmente permanentes que están teniendo lugar en mercados clave, como el de cefalópodos, langosta, demersales y tilapia, pueden impulsar la demanda agregada a largo plazo y fomentar nuevas relaciones comerciales a medida que los exportadores chinos apuntan a mercados alternativos y los compradores estadounidenses buscan nuevos proveedores.

Después de alcanzar niveles récord el año pasado, el Índice de Precios de Productos Pesqueros de la FAO bajó en el primer semestre de 2019 debido principalmente a la caída de los precios de muchas especies de cultivo importantes, lo que se refleja en la reducción relativamente mayor en el índice de acuicultura. Los precios negociados del camarón, el salmón, el pangasius y la tilapia fueron todos más bajos en los primeros seis meses del año, como consecuencia del aumento de la oferta y la disminución de la demanda. Los precios también son más bajos para el atún congelado y en conservas, y tienen limitadas perspectivas de recuperación, aunque hay más señales positivas para el atún fresco.

Según el desempeño anual hasta la fecha, se espera que las importaciones a los Estados Unidos de América disminuyan marginalmente en 2019, mientras que el crecimiento de las importaciones japonesas debería disminuir pero seguir siendo positivo. La caída de los precios de múltiples productos importados en la UE28 contribuirá a una reducción estimada del 2,8 por ciento en el valor de las importaciones este año, una reversión de las indicaciones positivas en 2017. También se proyecta una disminución de las importaciones para América Latina y la mayoría de las economías emergentes de Asia, pero China es la excepción más destacada. El aumento previsto del 12 por ciento en las importaciones a China es algo inusual considerando las tendencias generales, y se explica en gran medida por los incrementos significativos en las importaciones de camarón de Ecuador e India. Esto probablemente esté relacionado con la represión del gobierno chino contra el comercio ilegal (no reportado) a través de Vietnam.

Por el lado de las exportaciones, el entorno comercial desafiante, combinado con una caída en la producción de camarón en Asia y precios más débiles, está contribuyendo a menores ingresos por exportaciones para muchos grandes productores.

Se espera que India, Indonesia, Filipinas y Tailandia experimenten una reducción en el valor de las exportaciones en 2019. El mayor exportador de productos pesqueros del mundo, China, también verá una disminución en los ingresos por exportaciones debido en gran parte a las contracciones en el comercio con los Estados Unidos de América para múltiples categorías de productos básicos.

Imagen Extra: